Головна Філологія Вісник Донецького інституту соціальної освіти PeculIarIdaeS de la POйtIca y eScrItura de geOrgeS Perec: al PlaNteaMIeNtO de la cueStIуN
joomla
PeculIarIdaeS de la POйtIca y eScrItura de geOrgeS Perec: al PlaNteaMIeNtO de la cueStIуN
Філологія - Вісник Донецького інституту соціальної освіти

M. ONнScheNkO,

Catedrбtica Principal del Departamento de lenguas romances y germбnicas Universidad Alfredo Nobel en Dnipropetrovsk

The article studies the ideological and aesthetic position of George Perec, the French writer of the second half of the XXth century as well as it defines some peculiarities of poetics and «writing» of this unique author.

Key words: George Perec, «writing».

«Imaginar un lenguaje significa imaginar una forma de vida»

L. Wittgenstein

G

Eorges Perec es uno de los escritores mбs importantes, interesantes e imaginativos de la literatura francesa del siglo XX que tiene en su «activo» varias novelas, poesнas, ensayos literarios; ademбs йl realizу guiones cinematogrбficos y piezas teatrales. Basta revisar las opiniones de otros escritores para darse cuenta de la inequнvoca importancia e importancia de este autor, ъnico en su especie, en el panorama literario y narrativa contemporбneos.

Para Italo Calvino, Perec fue un escritor sorprendente, una de las personalidades literarias mбs singulares del mundo. Perec, desde la aguda inteligencia y sensibilidad extrema de Calvino, «es la personalidad literaria mбs acusada que no se parece a nadie en absoluto» [cit. por 1, р. 14], es decir le define como un escritor radicalmente distinto a cualquier otro. Roberto Bolaсo, poeta y novelista chileno, afirma – en una carta a su amigo y colega espaсol Enrique Vila-Matas – que Perec es, sin duda, el mejor novelista de la segunda mitad del siglo XX. Enrique Vila-Matas admite: «... entre los libros de primera hora que me cambiaron la vida, estuvieron siempre los de Perec, libros que recuerdo haber leнdo fascinado, devolviйndole al autor, pбgina a pбgina, cada uno de los eufуricos balones que lanzaba...» [2, р. 34]. Tres escritores tan distintos como fundamentales que aceptan y se enorgullecen de la influencia y el maestrazgo ejercido por el francйs. Georges Perec despierta pasiones entre todos los lectores (y escritores) que buscan una literatura personal y libre de gйneros.

A pesar de que existen traducciones de sus obras a 30 idiomas, Georges Perec sigue siendo casi desconocido para el gran pъblico, especialmente para los ucranianos, lo que se explica por ausencia de ediciones de las obras perequinas en el idioma ucraniano.

El interйs tanto del pъblico como de los crнtcos por la obra de Perec no siempre era igual, aunque prбctcamente ninguno de sus trabajos no se quedу sin atenciуn y la personalidad de este autor singular ocupу un digno lugar en muchas investgaciones de preceptva literaria. Ademбs es necesario mencionar que unas obras de Georges Perec ganaron diferentes premios, por ejemplo, en el aсo 1965 – el premio literario Renaudot por su primera novela «Las cosas»

©M. Onнschenko, 2011

169

ISSN 2222-551Х.  ВІСНИК ДНІПРОПЕТРОВСЬКОГО УНІВЕРСИТЕТУ ІМЕНІ АЛЬФРЕДА НОБЕЛЯ. Серія «ФІЛОЛОГІЧНІ НАУКИ». 2011. № 2 (2)

(Les Choses), en 1978 con «La vida: instrucciones de uso» йl ganу el Premio Mйdicis. Como ejemplo de la importancia de su obra, cabe citar que «La vida: instrucciones de uso» fue elegida en una encuesta del diario «Le Monde» como la mejor novela mundial de la dйcada 1975-1985.

Autor de crucigramas para un diario parisino, poeta, guionista, y eternamente empeсado en buscar a las palabras nuevo peso, nueva combinaciуn y nueva consistencia, Perec es un personaje que suscita la admiraciуn de los que se acercan a su obra por su capacidad para la sнntesis de distntos estlos, y sobre todo por su maestrнa a la hora de generar sensaciones e impresiones mбs amplias que las situaciones que describe.

Hoy en dнa existe una variedad mъltple de recensiones y dictбmenes extranjeros (especialmente franceses), mientras que en la crнtca literaria nacional la obra de Georges Perec es examinada poco lo que resulta diferentes variantes no sуlo en cuanto a apreciarla sino en determinar concretamente las peculiaridades de su poйtca y escritura.

Analizando diferentes publicaciones crнtcas, tanto extranjeras como nacionales, es fбcil notar que no existe el parecer general sobre la fliaciуn o sea correlaciуn de dicho escritor con una orientaciуn, escuela o mйtodo literario. La mayorнa de las opiniones contrapuestas se refere a las obras perequinas salidas a la luz en los aсos 60 – 80 del siglo XX. Unos crнtcos le consideran a G. Perec como un representante de «nueva novela», el discнpulo de Alain Robbe-Grillet y Michel Butor [3; 4], otros pretenden determinarle como novelista de la escuela de «nueva nueva novela» [5], los terceros le clasifcan como postmodernista [6; 7; 8].

Segъn nuestro modo de ver, este facto pueda explicarse por la atmуsfera partcular que reinaba en Francia de dicho perнodo. Durante estos veinte aсos tuvo lugar la denegaciуn del sistema de esteriotpos en cualquier rama de la vida francesa tanto polнtca y social como cultural lo que encontrу su refejo en la literatura. Precisamente por eso nosotros estudiamos la obra de Georges Perec como un punto de intersecciуn de todos los quienes, de tal manera u otra, condicionaban la situaciуn literaria de ese perнodo.

Tales opiniones contrapuestas evidencian un estudio mбs serio y detallado de la concepciуn estйtco-ideolуgica de la obra perequina lo que presupone aclarar las peculiaridades de la poйtca y escritura de este escritor francйs.

Segъn el juicio de crнtcos franceses Е. Amon e I. Bomat la infuencia de «nueva novela» es la mбs considerable en «Las Cosas», dуnde el inventario de la realidad se destaca como un modo nuevo de narrar [3, p. 86]. El crнtco literario ruso N. Rzhйvskaya tambiйn determina el texto de «Las Cosas» como un modelo de la escritura de «nueva novela» porque la acciуn falta casi completamente, los personajes son sуlo espectadores de un mundo de objetos que parecen cobrar el principal valor [4, p. 347].

Casi todos los crнtcos afrman la minuciosa descripciуn de objetos como testmonio de vнnculo estrecho de las obras perequinas con la poйtca de «nueva novela» o sea su «marca de frma» original. Pero, segъn nuestro parecer, esta enumeraciуn escrupulosa no es que un mйtodo de tйcnica novelesca.

La esencia de la estйtca de Georges Perec se difere de la de «nuevos novelistas». A principios de los aсos 60 Perec determinу su relaciуn a la literatura de la manera siguiente: «… la literatura se empieza cuando mediante el lenguaje y en este mismo se observa una transformaciуn, no siempre evidente y momentбnea, que permita al individuo tomar conciencia del universo y de sн mismo, refejando el mundo y dirigiйndose mentalmente hacia otros individuos…» [9, p. 114].

En 1979 en una entrevista concedida a la revista francesa L’Arc, Georges Perec, defnнa asн su literatura: «Tendremos que partr de la imagen del puzzle, o si se prefere, de la imagen de un libro inacabado, de una «obra» inacabada en el interior de una literatura nunca acabada» [10, p. 57]. Apuntaba que cada uno de sus libros era elemento de un conjunto, que no podнa defnirlo, puesto que era, por defniciуn, proyecto inacabable. La muerte de Perec jamбs creу un ъnico rostro, un ъnico modelo literario.

Su misiуn como escritor fue, entre muchas otras, explorar los campos de la escritura que a su vez le permiteran escribir.

En su obra programбtca «Pensar / Clasifcar», en el pбrrafo «Notas sobre lo que busco» Georges Perec expone su posiciуn estйtco-ideolуgica o sea su credo de escritor: «Cuando

170

ISSN 2222-551Х.  ВІСНИК ДНІПРОПЕТРОВСЬКОГО УНІВЕРСИТЕТУ ІМЕНІ АЛЬФРЕДА НОБЕЛЯ. Серія «ФІЛОЛОГІЧНІ НАУКИ». 2011. № 2 (2)

Trato de defnir lo que intento hacer desde que comencй a escribir, la primera idea que me acude a la mente es que jamбs escribн dos libros semejantes, jamбs tuve deseos de repetr en un libro una fуrmula, un sistema o una manera elaborada en un libro anterior» [11, p. 11]. Este enfoque resultу su mбxima creatva: «... mi ambiciуn de escritor consistrнa en recorrer toda la literatura de mis tempos sin tener jamбs la sensaciуn de desandar camino o volver sobre mis propios pasos, y en escribir todo lo que puede escribir un hombre de hoy: libros gruesos y libros breves, novelas y poemas, dramas, libretos de уpera, novelas policiales, novelas de aventuras, novelas de ciencia fcciуn, folletnes, libros para niсos...» [11, p. 12].

Las obras literarias de Perec obligan a moverse, a investgar, a ir siempre a la deriva. Interpretando su descripciуn de objetos, G. Perec indica lo siguiente: «nada parece mбs simple que confeccionar una lista, pero es mбs complicado de lo que se cree: siempre olvidamos algo, estamos tentados de escribir «etcйtera», pero en un inventario no se escribe «etcйtera». La escritura contemporбnea, con raras excepciones (Butor), ha olvidado el arte de enumerar: las listas de Rabelais, la enumeraciуn de los peces, propia de Linneo, en Veinte mil leguas de viaje submarino, la enumeraciуn de los geуgrafos que exploraron Australia en Los hijos del capitбn Grant... Asн, una cierta historia de mis gustos (su permanencia, su evoluciуn, sus fases) se inscribirб en este proyecto. Con mayor precisiуn, se tratarб una vez mбs de un modo de delimitar mi espacio, de una aproximaciуn algo oblicua a mi prбctca cotdiana, un modo de hablar de mi trabajo, mi historia, mis preocupaciones, un esfuerzo para asir algo que pertenece a mi experiencia, no en el nivel de sus refejos lejanos, sino en el corazуn de su emergencia» [11, p. 19–20].

Por esta razуn en su novela «Las cosas» [12] los actos pueden leerse en las cosas, en varios niveles, en su procedencia y su uso. Distendido, pero con vocaciуn clнnica, Perec hace la descripciуn que enumera y signifca los objetos segъn una acciуn que se sucede en la inercia que supone el misterio revelado detrбs de su enlistado. Dos mundos quedan superpuestos en tal descripciуn, el de las cosas, que en tal уrden y sucesiуn suponen una expectatva (y por tanto, una carencia), un gusto (y por tanto una mirada), un conocimiento (y por tanto, una cifra). Esta el mundo de las cosas y el mundo que dice a las cosas, separaciуn que parece arbitrarнa en la tensiуn paradуjica de su mutua dependencia.

En esta novela, la rнgida separaciуn sucesiva del catбlogo es desleнda en una descripciуn que suple – a la manera de Balzac – una mirada posible, recorrido que podrнa ser emulado por una cбmara, para que el lector, como entendido, lea en la disposiciуn del escenario la naturaleza del crimen. Hay una vocaciуn irresistble de Perec por el signo, tan lleno de posibles referencias o claves en uno u otro contexto (no siempre dicho) inerme en su sentdo para quien no puede o no tene una lectura exhaustva, y por tanto, perdido por omisiуn de su intenciуn original.

En las primeras pбginas de «Las cosas», Perec se dedica a describir lo que nos revela despuйs como un anhelo aъn no conseguido, por los dos personajes centrales (y su cнrculo de amigos) que viven a travйs de los objetos que acumulan, desechan, aсoran y consiguen. Son las cosas en su sucesiуn las que permiten la acciуn de la novela, desposeнda de fnalidad ъltma (una desvirtuada felicidad en tйrminos aristotйlicos) que consttuyen el grado cero de la novela burguesa, sin redenciуn posible, desesperada en una acumulaciуn frente a la nada. Pero ante el vacнo queda la posibilidad de sostenerse (o de menos, asirse) en la cuerda foja del texto, novelado en su agotamiento como negaciуn que seсala y evidencia sus mecanismos, como mбquina revelada desde la que cabe descifrar la naturaleza de lo sagrado, que se escurre en el trazo del plano cartesiano que da un lugar a cada elemento que consttuye al paisaje narrado. Es en la perversidad natural de este esquema, en la necesidad que se tene de un ordenamiento a pesar de esa inutlidad fnal, que Perec redime al mundo, desde el gesto hecho signo, de sus coordenadas. Roto, fragmentado, el plano pierde sentdo, cada mнnimo espacio de la cuadrнcula cumple con una taxonomнa pero no con un sentdo. De ese trazo, Perec deriva al que produce un rompecabezas.

El inclasifcable talento narratvo de Perec crece bajo la infuencia, precisamente, de los experimentos realizados al interior del grupo literario OULIPO (Ourvoir de litйrature potentelle (fr.)), «Obrador (taller) de literatura potencial», fundado por Raymond Queneau,

171

ISSN 2222-551Х.  ВІСНИК ДНІПРОПЕТРОВСЬКОГО УНІВЕРСИТЕТУ ІМЕНІ АЛЬФРЕДА НОБЕЛЯ. Серія «ФІЛОЛОГІЧНІ НАУКИ». 2011. № 2 (2)

Al que Perec se uniу en 1967. OULIPO fue una de las ъltmas vanguardias, o una de las primeras neovanguardias, capaz de abrir las ventanas de la fcciуn al aire puro de la ciencia y la combinatoria matemбtca, y cuyo «Atlas de litйrature potentelle» contene un catбlogo de mбquinas textuales (por ejemplo, palнndromos, anagramas, lipogramas, crucigramas, juegos de repetciуn y recurrencia, caligramas, estructuras combinatorias y otros mecanismos) para la creaciуn literaria.

Su literatura fue una arquitectura sin ventanas, cimentada toda ella a base de infnitas coordenadas matemбtcas. Como miembro del OULIPO engendrу textos muy especiales y especнfcos, utlizando una amplia gama de fуrmulas de escritura. La armadura de su literatura empezу a ser cada vez mбs cerrada y sus candados, con aspecto de enormes lipogramas o de relatos algebraicos, no hicieron mбs que pixelar el carбcter de su trabajo creatvo. Los textos de su etapa oulipiana como por ejemplo, «W o un recuerdo de la infancia», «La desapariciуn» (una novela escrita sin la letra «e»), son textos que denotan a sн mismos y se referen a sн mismos, que se proponen a sн mismos como objeto de su propia actvidad literaria. Como dice Juan Bonilla Gago el escritor espaсol contemporбneo, ganador del Premio «Biblioteca Breve»: «Para Perec lo simpбtco no era correr, sino inventarse los obstбculos que habнa que esquivar» [13, р. 23].

Perec aguantу el equilibrio sobre la cuerda invisible del vacнo sin caer en los parбmetros de una escritura cientfca y hueca que pudiera haber suicidado su literatura experimental y heterogйnea. Ese equilibrio sуlo lo pueden mantener los escritores que dominan el terreno de la literatura con sus debilidades y lнmites. Y es que el бrea de la escritura nos dictamina los lнmites de la misma, que son ninguno, y que por eso, el escritor que creaba entre arquitectura dislocada, sabнa muy bien que su puzzle serнa inacabable.

Su obra mбs importante es, seguramente, «La vida instrucciones de uso» [14]. Ella no es mбs que una descripciуn de una fnca, pero tan barroca y pormenorizada que llegarб a cubrir buena parte de la historia, geografa, polнtca y bellas artes del ъltmo siglo.

Es en el preбmbulo a su novela Perec ofrece a los lectores como clave una defensa del hecho epistemolуgico del puzzle o rompecabezas (es el conjunto el que determina a los elementos), seguido de una sucinta descripciуn de las piezas que lo consttuye.

El personaje principal en su obra maestra es Bartlebooth (en homenaje al escribiente de Melville y a Larbaud), pasa veinte aсos de su vida, los mismos que lleva desaparecido Perec, pintando acuarelas por distntos puertos del mundo. Su propуsito es entregбrselas al diseсador de puzzles Gaspard Winckler para que las divida en mъltples piezas. Bartleboth vuelve a pasarse veinte aсos mбs intentando reconstruir sus propias acuarelas. Finalmente muere sin haber conseguido su propуsito. Tambiйn para йl resulta una tarea inacabable. Despuйs de veinte aсos, Bartlebooth no consigue unir el puzzle, y su autor, Georges Perec, tampoco alcanza acabar el suyo. Extraсas coincidencias que imantan el antfaz de la fcciуn y la espeluznante cara de la realidad. Una extraсa metбfora de coincidencias matemбtcas, como su edifcio literario. Es posible entonces que en el aniversario de su muerte tampoco podamos acabar el puzzle perequiano.

Cada uno de breves capнtulos novelescos estб dedicado a una estancia del edifcio, el comedor del tercero a la derecha; el dormitorio de los Foulerot; un tramo de escaleras y consiste en una descripciуn metculosa y exacta de la habitaciуn y de los objetos allн presentes: mobiliario, adornos, cuadros y estampas, cualquier cosa nos serб dibujada con palabras, tantas como sea necesario para evitar ambigьedades: las descripciones de centenares de objetos podrнan ser recuperadas para un catбlogo de venta por correo, siendo mбs feles y vivaces que muchas fotos. Si, por casualidad, se encontrase alguien en la pieza bajo estudio (persona, animal o recuerdo de antguo inquilino), tambiйn nos serб descrito, con menos йnfasis en lo fsico que en sus ocupaciones y breve biografa. En caso de existr anйcdotas interesantes protagonizadas por el personaje, o por alguien muy prуximo, nos serбn relatadas en este momento.

Capнtulo a capнtulo, el libro se enriquece con una variada colecciуn de objetos, personas e historias que poco a poco, al establecerse nexos entre ellos, van dibujando algo mucho mayor que una simple aglomeraciуn de habitaciones, tal como las teselas de un mosaico van

172

ISSN 2222-551Х.  ВІСНИК ДНІПРОПЕТРОВСЬКОГО УНІВЕРСИТЕТУ ІМЕНІ АЛЬФРЕДА НОБЕЛЯ. Серія «ФІЛОЛОГІЧНІ НАУКИ». 2011. № 2 (2)

Formando una fgura: una «novela de novelas», riquнsima, con interesantes personajes cuyas aventuras se extenden, durante dйcadas, por varios ocйanos y contnentes. Dentro de todas ellas, un par de metбforas de la novela: el pintor que quiere representar en un gran lienzo a todos los inquilinos de la casa, presentes y pasados, y el inglйs excйntrico que dedica su vida a no dejar huella, mediante un complicadнsimo procedimiento en el que los puzzles juegan el papel principal. Como prueba del abrumador contenido del libro, varios нndices al fnal: de nombres, cronologнas e historias.

Esta novela se pretende la mirada parcial pero totalizadora de un edifcio, sus lugares y sus habitantes. Cada nuevo capнtulo supone la descripciуn exhaustva de un espacio, segъn sean los objetos dispuestos sobre las mesas (segъn sean estas mesas y el resto del mobiliario), los cuadros sobre las paredes (y lo que en ellos queda ilustrado). Dispuesta la escena, segъn sea el momento, se sucede la posibilidad de una historia, ya sea de lo que acontece o lo que ha acontecido, a partr de lo cual revisa antecedentes o consecuencias.

Como seсala el crнtco Vбsquez Rocca A., el estlo de Georges Perиc es muchas veces бrido, semejante al de un acta policial, notarial o forense. El autor intenta mantenerse neutral frente a lo descrito, por lo que, para no discriminar lugares, objetos o personas, lo retrata todo con la misma metculosidad, nos parezca o no relevante [15, p. 69].

En la reiteraciуn obsesiva de sus descripciones, enumeraciones y clasifcaciones de objetos se puede advertr un fjar la atenciуn minuciosa y escrutadora sin menoscabo del carбcter provisorio que bajo su mirada adquiere cualquiera realidad.

Es en este sentdo que la obra de Georges Perec tene la vocaciуn del catбlogo. Es por eso que resulta tan fascinante como el hecho del catбlogo mismo, armado en funciуn de un propуsito, cual ordenamiento arbitrario de la realidad (o una parte de ella) para quedar como su referente, profuso en la descripciуn de su escenario.

El catбlogo siempre nos sobrepasa, en su extensiуn no cabe agotarlo; como el diccionario, se convierte en referencia y, al margen de su naturaleza, como ilustraciуn que lo sitъa y determina en el paisaje de lo escrito. Se trata de una lista convenida, el resultado de una pesquisa hecha en funciуn de uno o varios parбmetros. Se asume convenida a pesar de que, en primera instancia, pudiera parecer aleatoria. Y es en tales tйrminos que se convierte en un reto, a partr de los objetos, personas o ideas que son puestos en evidencia, ordenados de tal o cual modo que uno debe descubrir los lineamientos que hacen posibles el rigor del catбlogo. Se trata entonces, como en la novela policнaca – otra mбquina de rigores – de un juego en el que queda representada la gesta trбgica del hйroe, desdoblada en sus alcances sobre el lector, quien acaba por recorrer (y ser parte de) el laberinto, trampa que esconde el ъltmo sinsentdo de toda historia [16, p. 45].

Aquн el espacio circunscrito por la narraciуn tene rasgos prуximos a las escenas onнricas donde nuestra vitalidad se nutre de la obliteraciуn sucesiva de la conciencia, alejбndonos de este modo de nuestra historia, hundiйndonos en una oscuridad que advertmos como falla consttutva de la memoria.

La escritura puede, sin embargo, dispensar a nuestra memoria, a la consciencia de nuestro vivir: las palabras le brindan consistencia a los itinerarios vanos del movimiento por el que las cosas se digieren a sн mismas en nosotros. Asн, esta necesidad de enumerar y clasificar, de pensar y describir, bien puede resultar la irrenuencia de una aspiraciуn de ser. Sin embargo, hecha esta concesiуn, es preciso seсalar que lo que resta en la escritura no es el sujeto ni su historia, el yo ni las cosas, sino el vacнo de una historia, su mero itinerario sin rumbo definido ni finalidad. De modo que la aspiraciуn de ser no significarнa ya el ser que aspira a constituirse o permanecer, sino el que resulta aspirado en la escritura quedando tan sуlo la huella impresa del vacнo que el mismo ser es.

En la obra de Perec existe una vocaciуn de arqueуlogo de lo sentimental. A lo largo de sus pбginas, los personajes cobran consistencia gracias al catбlogo que determina sus vidas, situбndolos en medio de intrigas melodramбticas, misteriosos vнnculos con objetos y sнntomas compulsivos que dan lugar a aquellos particulares diagnуsticos, heredados de la patologнa de autores de la modernidad decimonуnica. Se trata de un breve museo нntimo que servirб para anclar la existencia de estos personajes al inventario a partir del cual se reconocen y alinean. El catбlogo, pues, determina las posibilidades de su historia, y su lugar en la trama.

173

ISSN 2222-551Х.  ВІСНИК ДНІПРОПЕТРОВСЬКОГО УНІВЕРСИТЕТУ ІМЕНІ АЛЬФРЕДА НОБЕЛЯ. Серія «ФІЛОЛОГІЧНІ НАУКИ». 2011. № 2 (2)

Resumiendo todo lo dicho se puede notar que Perec gozу y sufriу como pocos autores la bъsqueda de sus afanes literarios: la observaciуn atenta del mundo que vivimos, su historia singular, la maravilla del lenguaje y el poder de la ficciуn.

En sus obras de signo programadas «Las cosas», «La vida, instrucciones de uso» йl llega a un mundo de belleza cuyas estructuras son el recuerdo, la observaciуn minuciosa de los objetos de la vida y un modo de ver la existencia que solamente tiene compromisos con la fuerza de la ficciуn y la orfebrerнa de la palabra.

Es posible concluir este artнculo con una cita de Karl Marx: «El medio forma parte de la verdad, tanto como el resultado. Es preciso que la bъsqueda de la verdad sea a su vez verdadera; la bъsqueda verdadera es la verdad desplegada, cuyos miembros dispersos se reъnen en el resultado» [cit. por 17, p. 157].

Bibliografнa

1. Salgas G. P. Romain franзais contemporain / G. P. Salgas, A. Nadaud, G. Schmidt. – Paris: Seuil, 1997 – 176 р.

2. Vila-Matas E. Parнs no se acaba nunca / E. Vila-Matas. – Barcelona: Anagrama, 2003. – 240 p.

3. Amon E. Grandes њvres de litйrature franзaise / Е. Amon, I. Bomat. – Paris: Larousse, 1997. – 320 p.

4. Ржевская Н. Ф. Литература 60-х годов / Н. Ф. Ржевская // История французской литературы. – Т. 5. «Французская литература 1945–1990». – М.: Наследие, 1995. – 928 с.

5. Балашова Т. В. Литература 70–80-х годов. Проза. Введение / Т. В. Балашова // Исто­рия французской литературы. – М.: Наследие, 1995. Т. 5. «Французская литература 1945– 1990» – 1995. – 928 с.

6. Burgelin C. Georges Perec / C. Burgelin. – Paris: Seuil, 1988. – 256 p.

7. Lagarde A., Michard L. XX siиcle. Les grands auteurs franзais / Lagarde A., Michard L. – Paris: Seuil, 1999. – 896 p.

8. Montrans van M. Georges Perec. La Contrainte du rйel / Montrans van M. – Amster­dam-Atlanta: Rodopi, 1999. – 418 p.

9. Perec G. Robert Anthelme ou la verite de la literature // G. Perec. L. G. Une aventure des annees soixante / G. Perec. – Paris: Seuil, 1992. – p. 87–114.

10. Perec G. Q’est-ce que je cherche? / G. Perec // L’ARC. – 1979. – № 76. – p. 53–62.

11. Perec G. Pensar / Clasifcar / G. Perec. – Barcelona: Gedisa, 2001. – 128 p.

12. Perec G. Las Сosas / G. Perec. – Barcelona: Anagrama, 2008. – 184 p.

13. Bonilla J. Nadie conoce a nadie / J. Bonilla. – Barcelona: Ediciones B, 1996. – 368 p.

14. Perec G. La vida: instrucciones de uso / G. Perec. – Madrid: Ed. Hachete, 1987. – 503 p.

15. Vбsquez Rocca A. Pensar y clasifcar, Georges Perec, escritor y trapecista / A. Vбsquez Rocca // ADAMAR. – 2007. – № 26. – P. 67–71.

16. Vбsquez Rocca A. Cine, literatura y arte combinatorio: Ensayos sobre la Postmoderni-dad Perиc, Greenaway y Aronofsky / A. Vбsquez Rocca // Nуmadas: revista crнtca de ciencias so-ciales y jurнdicas. – 2005. – № 11. – P. 37–49.

17. Tsur R. Toward a Theory of Cognitve Poetcs. Second, expanded and updated editon / R. Tsur. – Brighton and Portland: Sussex Academic Press, 2008. – 376 p.

У статті розглядається ідейно-естетична позиція французького письменника другої половини ХХ ст. Жоржа Перека і визначаються деякі особливості поетики та «письма» цього самобутнього ав­тора.

Ключові Слова: Жорж Перек, «письмо».

В статье рассматривается идейно-эстетическая позиция французского писателя второй поло­вины ХХ в. Жоржа Перека и определяются некоторые черты поэтики и «письма» этого самобытно­го автора.

Ключевые слова: Жорж Перек, «письмо». Надійшло До Редакції 12.07.2011.

174

Похожие статьи